En el retiro de la llanta del eje se debe tener cuidado al retirar los elementos de sujeción, usando la herramienta adecuada para no dañarlos.

Durante el desmontaje de la llanta a reemplazar, se debe procurar revisar las partes internas del rin, el orificio de la válvula y retirar el cochambre o basura en la zona de asentamiento en el rin.

En el montaje de las llantas se debe de lubricar las partes que van a ser asentadas, tanto del rin como de la llanta, para que, a una presión de 40 psi, los aros de la llanta queden anclados en su posición definitiva.

Las llantas deberán ser ancadas a no más de 40 psi, en caso de no lograrlo deberá aflojarse o girar sin presión para relubricar los aros de la llanta para facilitar el desplazamiento.

Los fabricantes nos han colocado una línea de centrado, para verificar el centrado y la colocación del rin en la llanta.

Durante el montaje se debe tener cuidado de no raspar la orilla de la ceja en el rin, para ello la lubricación es importante, también si el rin tiene sistema de monitoreo en la válvula (TPMS), este deberá cuidarse y aplicar el procedimiento adecuado para ello.

Si en el mercado existen varios tipos y montaje o anclaje de la ceja, para ello se requiere equipo y herramienta especial y que lo realice personal capacitado. Estos pueden ser: El sistema run flat, sistemas pax, sistema de aros interiores y llantas de perfil bajo.

Para la instalación de la llanta en el eje debemos de tener cuidado de que el conjunto (llanta rin), queden centrados en la maza del vehículo, en caso contrario se creará un desbalanceo y un desgaste irregular de la misma.

La profundidad de dibujo en la banda de rodamiento permite en mejor control de este eje, que desplace el agua con mayor facilidad y que evite el sobregiro. 

TOP
WhatsApp chat
});