Mantener las llantas pegadas al piso para que el agarre de las llantas sea total sobre el pavimento evitando poner en riesgo la seguridad de los pasajeros.

No es correcto, ya que la presión entre un amortiguador nuevo y uno usado varía, lo que podría ocasionar diferencias en la fuerza que ejerce el amortiguador a la tensión y/o a la compresión, en otras palabras, en una frenada si un amortiguador es nuevo y otro usado el vehículo puede frenar disparejo ejerciendo movimientos laterales.

No se debe presionar el vástago o flecha del amortiguador con Pinzas, de hacerlo afecta el trabajo de la flecha al entrar en él tuvo deposito ocasionando perdida prematura de aceite y con ello reduciendo dramáticamente el periodo de vida del amortiguador.

Se conoce como triángulo de seguridad a los sistemas de suspensión/amortiguadores, frenos y llantas.

No, el modificar las especificaciones originales de un Amortiguador puede afectar el correcto desempeño de este.

La vida útil ideal depende de las condiciones de uso y de las condiciones de los caminos donde mayoritariamente trabaje la unidad.

Los amortiguadores tienen garantía de fabrica cuando son instalados correctamente, para los autos que fueron diseñados y que estos no tengas modificaciones contra las especificaciones de equipo original.

Cuando un amortiguador está dañado, aparece un excesivo muelleo o rebote de la carrocería, el frenado es lento y disparejo las llantas no mantienen el contacto con el piso durante la acción de frenaje y vibra el volante.

Con una lampara de luz verificar físicamente que los amortiguadores no estén fugando aceite, que no estén golpeados, que la flecha no esté sufriendo un desgaste disparejo o esta quemada.

TOP
WhatsApp chat